30 Enero, 2013

Compromiso con las startups innovadoras


Una startup es una compañía de reciente creación diseñada para crecer rápido. Este tipo de empresa desea responder a una necesidad insatisfecha de un mercado muy grande a través de una propuesta de valor innovadora. Los proyectos de crecimiento acelerado necesitan inversión de capital riesgo para cubrir su expansión global y no dejar escapar la oportunidad ante otros competidores.

Sin embargo, para conseguir cerrar una primera ronda de capital riesgo (lo que se denomina una ronda A, de entre 1 y 3 millones de euros) las startups necesitan convencer a los inversores profesionales, especializados en buscar empresas con un cierto grado de madurez.

Pasar de un prototipo o idea a una compañía, con el equipo y los asesores adecuados para contrastar la propuesta de valor en el mercado y comenzar a dibujar un plan de negocio cuesta tiempo y dinero. Esto es lo que suele cubrir la “ronda semilla”, la denominación habitual para una ronda de financiación limitada (normalmente, de entre 0,4 y 0,8 millones de euros) cuyo objetivo es hacer evolucionar la compañía hasta poder conseguir una primera ronda de capital riesgo propiamente dicho.

Compromiso con las startups innovadoras

Lo habitual en esta fase es que los emprendedores inicien su actividad con capital propio o con aportaciones de su entorno cercano (friends, fools and family). Pero, para conseguir más recursos, hay tres tipos de agentes que invierten principalmente en estas rondas “semilla”:

  • “Business angels”: Inversores privados que, de forma individual o colectiva, invierten en compañías en etapas iniciales, no sólo aportando dinero, sino también conocimiento del mercado o sector donde actúa la nueva compañía. Normalmente, estos inversores son emprendedores que han tenido éxito en una primera experiencia y que desean volver a emprender un proyecto liderado por terceros.
  • Sociedades de Capital Riesgo (SCR): Algunas sociedades de capital riesgo especializadas en las primeras etapas dedican una parte pequeña de sus recursos a invertir en estas rondas semilla como forma de asegurarse la opción de acudir a la primera ronda de capital riesgo (o ronda A), en caso de que la empresa tenga éxito. Esta inversión se puede gestionar a través de vehículos especializados mediante fórmulas como los préstamos participativos convertibles a capital.
  • Financiación pública: La administración, mediante organizaciones relacionadas con la innovación (por ejemplo, ENISA o CDTI), impulsa instrumentos de financiación específicos para empresas de reciente creación, como préstamos participativos o préstamos “blandos” con amortización del principal en función de los flujos de caja futuros.

El compromiso de “la Caixa” para con los emprendedores y estas nuevas empresas, futuras creadoras de empleo y riqueza, es firme y consolidado. Caixa Capital Risc, la sociedad gestora de empresas de capital riesgo de “la Caixa”, invierte en compañías españolas innovadoras que cuentan con un elevado potencial de crecimiento y las acompaña en las diferentes etapas de su desarrollo.

Con un volumen de 73 millones de euros, la gestora invierte en el capital de empresas innovadoras a través de cuatro vehículos: Caixa Capital Micro, Caixa Capital BioMed, Caixa Capital TIC y Caixa Innvierte Industria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *