17 Octubre, 2014

El crecimiento mundial, no tan débil como parece


En el ámbito económico predomina la percepción de que un año más el crecimiento mundial será débil. Sin embargo, los datos son más optimistas, ya que se espera que la economía mundial registre una expansión del 3,4% en 2014, una cifra satisfactoria que coincide con el promedio alcanzado en las décadas comprendidas entre 1980 y 2013. Así lo recoge el informe de coyuntura internacional No tan débil como parece, publicado en el último informe de ”la Caixa” Research.

Otra muestra de que la percepción de la recuperación es frágil lo encontramos en las previsiones de la OCDE, que ha rebajado el crecimiento para la mayoría de las grandes economías y caracteriza la actual expansión mundial de “moderada y desigual”.

Esta apreciación puede encontrar su explicación en las siguientes circunstancias:

  1. La gran heterogeneidad que se observa entre países y regiones, que hace visible a algunas ovejas negras muy llamativas (en estos momentos, la eurozona).
  2. El vuelco que se ha producido en los pesos relativos: los emergentes superan ya el 50% del PIB mundial, pero son percibidos como un polo lejano de crecimiento.
  3. Parece que todavía permanecen en el recuerdo, a modo de punto de referencia, los excepcionales registros de 2000 a 2007, la última etapa de auge antes de la gran crisis. 

La economía mundial crecerá un 3,4% en 2014 y cerca del 4% en 2015

Esperanza en EE. UU. y China

Aunque no se prevé que lleguemos a las cifras de antes de las crisis económica, sí que se espera en 2015 un crecimiento cercano al 4%. Para alcanzar este dato, será crucial la aportación de los dos grandes motores económicos: EE. UU. y China.

La economía estadounidense confirmó durante el verano su expansión y se espera que el PIB avance un 2,2% para el cómputo total del año. Asimismo, tienen la inflación bajo control y su mercado laboral continúa mejorando. Su único punto débil se encuentra en el sector inmobiliario, que, a pesar de los pronósticos, no se convertirá en uno de los pilares de este crecimiento en 2014, aunque siga recuperándose.

Por su parte, en China las perspectivas de crecimiento siguen ancladas en torno al 7,5%. Las mejores cifras las proporciona el superávit exterior, acercándose a los 50.000 millones de dólares, gracias principalmente a la fortaleza de las exportaciones. Un buen dato que contrasta con la debilidad del consumo interno, su mayor reto a corto plazo.

Si te interesa profundizar más sobre este tema, te invitamos a leer el último número del Informe Mensual de ”la Caixa” Research – Octubre 2014, donde también se analizan las claves de la recuperación del crédito

También puedes seguir @laCaixaResearch para estar al día de la actualidad económica y financiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *