25 Mayo, 2015

”la Caixa” Research toma la temperatura a un sector inmobiliario que se reanima


Este 2015, la recuperación del sector inmobiliario podría consolidarse. Esta es la primera conclusión de la toma de temperatura que ”la Caixa” Research ha realizado a un sector que mostró señales incipientes de mejora el año pasado. Para medir la temperatura actual, se han analizado tres indicadores: oferta, demanda y precios. En el artículo “El termómetro inmobiliario de ”la Caixa” Research: las constantes vitales de un sector que vuelve a animarse”, publicado en el último Informe Mensual, se detallan los resultados del análisis.

El sector inmobiliario empieza a recuperarse

Para calibrar la oferta, el termómetro inmobiliario tiene en cuenta la inversión residencial, las viviendas terminadas y el stock de viviendas que aún quedan por vender. Este indicador ha pasado de niveles mínimos al finalizar 2014 a dar síntomas de mejora en lo que llevamos de año. Destaca el aumento de la inversión residencial, de las peticiones de visados para nueva construcción y de la ocupación en el sector. Si bien en el año 2015 se deberían consolidar estas tendencias, la recuperación en conjunto será gradual debido a que, en algunas regiones, existe un elevado stock de viviendas por vender.

El análisis de la compraventa de viviendas de primera y segunda residencia nacional y de la demanda extranjera revela que, pese a un ligero aumento, la demanda todavía no ha llegado a los niveles de equilibrio. Por ahora, los extranjeros impulsan el avance, pero todavía estamos lejos del equilibrio.

En cuestión de precios, la situación es alentadora. En conjunto, ya se encuentran en nivel de equilibrio. Así lo muestra su evolución reciente: han pasado de descender un 37% en términos reales desde el 1T 2008 a estabilizarse en el 4T 2014.

El diagnóstico del termómetro es claro: el sector inmobiliario empieza a recuperarse y tanto la demanda como la oferta tienen camino por recorrer al alza. Pero hay dos condicionantes para garantizar esta reanimación: la evolución de la demanda estará determinada por la recuperación del mercado laboral y el stock de viviendas por vender seguirá frenando la oferta.

En definitiva, ante unas constantes vitales saludables, será necesario seguir controlando un sector que sufriría si se vuelven a cometer los errores del pasado.

Recordad que encontraréis más análisis en el último Informe Mensual de ”la Caixa” Research y que podéis seguirlos en @laCaixaResearch.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *