2016, ¿el año de la consolidación de la recuperación económica en España?

07 Enero, 2016

2016, ¿el año de la consolidación de la recuperación económica en España?


Dos años después de que se iniciara la recuperación económica en España, los pronósticos para 2016 continúan siendo optimistas. Así, según las principales previsiones, el PIB en nuestro país tendrá un crecimiento positivo que oscilará entre el 2,5% del FMI y el 3,0% del Gobierno, siendo nuestra previsión del 2,7%, tal y como se explica en el nuevo artículo de CaixaBank Research “La recuperación en España: un salto cualitativo”.

Perspectivas de la economía española en 2016.

La recuperación económica en España se apoyará en cuatro factores clave:

  • El crédito bancario: la demanda de crédito aumentará, en parte gracias al ya avanzado desapalancamiento de los hogares y las empresas, a la vez que las ratios de deuda privada descenderán a niveles más sostenibles, lo que será compatible con una mayor concesión de crédito. Estos buenos efectos ya se han visto en 2015, cuando el nuevo crédito a hogares para el consumo creció un 19,6% entre enero y septiembre respecto al mismo periodo de 2014.
  • El sector inmobiliario: otro de los factores clave que, tras ocho años de ajuste, volverá a aportar positivamente al crecimiento. También en este sector ya se han detectado los primeros síntomas de recuperación: en 2015 los precios de la vivienda volvieron a subir después de seis años de contracción.
  • Creación de empleo: uno de los campos en los que más trabajo queda todavía por hacer. En 2016 seguirá creciendo, si bien el todavía alto desempleo mantendrá los incrementos salariales contenidos.
  • Inversores internacionales: su confianza en la capacidad de crecimiento de la economía española será fundamental para seguir atrayendo capitales e inversiones extranjeras.

Entorno financiero global

En el ámbito mundial, también existen retos y oportunidades para este 2016. Se prevé que el crecimiento mundial se acelere hasta el 3,6% este año y que las condiciones globales de liquidez sigan siendo abundantes.

Todo esto, sin embargo, irá acompañado del gran riesgo que supone la desaceleración pronunciada en el crecimiento de los países emergentes (países con una actividad social o de negocios en rápido crecimiento e industrialización). Tal y como se indica en el artículo “Perspectivas y dudas emergentes”, esta desaceleración se ha producido por un triple choque: la ralentización de China (el mayor emergente de todos), los bajos precios de las materias primas y el endurecimiento de las condiciones financieras ante el inicio de la subida de tipos estadounidense.

Con todo, deberíamos presenciar cómo los factores de fondo de los que hablábamos anteriormente impulsan el crecimiento durante 2016, por lo que hay que seguir fortaleciendo los cimientos antes de que llegue la próxima tormenta.

Para profundizar más en las perspectivas económicas de cara a 2016, puedes consultar el Informe mensual de diciembre de CaixaBank Research y/o seguir el perfil de Twitter @CABK_Research


COMENTARIOS

1 opinión en 2016, ¿el año de la consolidación de la recuperación económica en España?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *