Que el consumo “fantasma” no estropee el presupuesto de tus vacaciones

03 Agosto, 2016

Que el consumo “fantasma” no estropee el presupuesto de tus vacaciones


Las vacaciones ya están aquí y, con ellas, el consumo “fantasma”. Y es que, aunque no los estemos utilizando, muchos electrodomésticos continúan consumiendo electricidad mientras permanecen conectados a la red.

El informe “Consumos del Sector Residencial en España” del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) cuantifica que entre un 7% y un 11% del consumo energético total es “fantasma”. Este gasto extra nos molesta de manera general, pero todavía más durante el período vacacional, cuando ni siquiera estamos en casa. Son muchos los que han escrito sobre consejos, trucos y recomendaciones para evitar este fenómeno. Recogemos algunos de los gestos más destacados para evitar que la factura siga creciendo durante los días que no estamos en casa:

  1. Desenchufar los aparatos que no sean imprescindibles: una sencilla solución para evitar que nuestra factura eléctrica se incremente, incluso cuando estamos en casa, es desenchufar los aparatos que no necesitan estar siempre conectados. Muchos de ellos siguen consumiendo, aunque estén en reposo.
  2. Utilizar regletas con interruptor de apagado/encendido: otro gesto asequible para evitar el consumo “fantasma” es apostar por regletas eléctricas o bases múltiples con interruptor de apagado/encendido. De esta manera, podemos desconectar fácilmente diversos dispositivos ubicados en la misma toma.
  3. Utilizar regletas con eliminador de stand by: una tercera apuesta útil es optar por regletas con eliminador de stand by. Tienen un coste algo superior a las convencionales, pero la inversión puede amortizarse en un año. Cuentan con un enchufe principal donde se conecta el dispositivo central de la línea (por ejemplo, el televisor). Si este se apaga, el resto de aparatos periféricos (como el DVD, el home cinema o la videoconsola) también lo hacen de manera progresiva. De esta manera, nos evitamos tener que revisar que los electrodomésticos queden desenchufados.
  4. Utilizar temporizadores: los temporizadores permiten programar a qué hora se debe encender o apagar un aparato, lo que puede ayudarnos a ahorrar energía y evitar el consumo “fantasma” de una manera cómoda.
  5. Comprobar el consumo en reposo de los aparatos antes de adquirirlos: a la hora de comprar un electrodoméstico, es importante que, entre sus especificaciones, busquemos su consumo en reposo. Esta información nos proporcionará datos estimativos y comparables que nos pueden ser de utilidad.

En definitiva, si no quieres que el consumo “fantasma” aumente tu factura (y tu presupuesto estival) mientras estás fuera de casa, recuerda que estas sencillas pautas pueden ayudarte a ahorrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *