Cómo instalar apps de manera segura

19 Febrero, 2020

Cómo instalar apps de manera segura


Desde que aparecieron los smartphones, las apps se han propuesto hacer nuestra vida un poco mejor. Las hay de todos los tipos. Unas nos ayudan a meditar, otras nos resuelven dudas e incluso hay auténticos entrenadores personales metidos en teléfonos móviles y tabletas. Las hay más o menos potentes, más o menos serias y más o menos útiles. Lo cierto es que se cuentan por miles. El problema es que no todas son de fiar.

Antes de instalar una app en tu teléfono deberías tomar una serie de precauciones. Si lo haces, protegerás mejor cosas tan valiosas como tus datos, tu privacidad o incluso tu dinero. El motivo es que estas pequeñas aplicaciones pueden hacer muchas más cosas de las que aparentan sin que te des cuenta.

El asunto de los permisos

Es importante andar con cuidado cuando te descargas una aplicación por primera vez. Si instalas una app y no prestas atención a los permisos que requiere, podrías estar dando acceso a tus datos a alguien en contra de tu voluntad.

Cuando descargas una app en tu smartphone o tu tableta, la propia aplicación te solicitará una serie de permisos para acceder a ciertas funcionalidades del dispositivo. Algunas solicitan lo justo para funcionar, pero otras pretenden acceder a tu información personal pidiendo permisos que no necesitan.

Antes de aceptar la descarga de una aplicación, conviene que eches un vistazo a los privilegios que solicita y que valores si están justificados o son excesivos. La decisión de aprobarlos o rechazarlos está en tus manos.

Entre los accesos más habituales solicitados por las apps se encuentran los de llamadas y mensajes, calendario, contactos, ubicación, cámara y galería de imágenes o micrófono.

Cómo proteger tu teléfono

Al buscar una app que cubra una necesidad específica, normalmente te encontrarás con distintas opciones. La cuestión es que no todas son de confianza ni garantizan la seguridad de tu dispositivo. Por eso conviene que tengas en cuenta una serie de buenas prácticas que te ayudarán a preservar tu privacidad, así como la integridad de tu teléfono o tableta.

Una de ellas consiste en descargarte aplicaciones únicamente de fuentes oficiales. Las plataformas Google Play o AppStore cuentan con medidas de seguridad que permiten prevenir la aparición de apps maliciosas en sus tiendas. Eso sí, las medidas no son infalibles, así que deberás mantenerte atento.

No es recomendable que hagas jailbreak en tu dispositivo. Esta práctica consiste en eliminar las limitaciones de seguridad impuestas por el fabricante tales como evitar pagar por ciertas apps. Si eliminas las barreras de seguridad que vienen de fábrica, tendrás más problemas que beneficios: el origen de las apps que puedas instalarte no será el oficial y, por tanto, serán potencialmente menos seguras. Tampoco conviene que te descargues apps a través de wifis públicas, siempre debes hacerlo mediante redes conocidas y seguras.

Otra buena práctica consiste en instalar una app de seguridad en el móvil. Estas herramientas pueden protegerte porque son capaces de detectar malware y configuraciones de riesgo en tu smartphone.

Mantener la seguridad de tus dispositivos móviles es muy sencillo si tomas ciertas precauciones. Así podrás sacarles el máximo partido sin ponerte en riesgo de manera innecesaria.