economía

23 Mayo, 2019

“No se puede regentar un negocio que no tenga la sostenibilidad entre sus prioridades, no es un tema de conciencia ecológica sino económica.”

 “Jon Asín, gerente de BeePlanet Factory, la empresa que da una segunda vida a las baterías y ganadora de los Premios EmprendedorXXI en Navarra”“Nosotros queremos mejorar el business case del coche eléctrico revalorizando lo que antes era un residuo, enfocándolo, así, como una oportunidad de negocio rentable”Hay más de 5 millones de coches eléctricos circulando por el mundo. Se prevé que esta cifra aumente hasta alcanzar los 30 millones en 2030. Estos datos plantean todo un reto en cuanto a sostenibilidad se refiere ya que, hasta ahora, no está claro qué pasará con todas las baterías de estos vehículos cuando terminen su vida útil. Con la mirada puesta en el futuro próximo, los ingenieros de BeePlanet plantean una solución a este problema: la reutilización de las baterías. Se trata de una empresa precursora en el campo de la economía circular y es una de las ganadoras de los Premios EmprendedorXXI en Navarra. Su gerente es Jon Asín. ¿Por qué el nombre de BeePlanet? BeePlanet es un nombre con doble significado, ya que por un lado es una declaración de intenciones de compromiso con el planeta -“Be Planet”- así como un homenaje a una pequeña criatura -“Bee” (abeja)- que representa como ninguna otra los conceptos de almacenamiento de energía y de economía circular. ¿Qué es lo que os llevó a interesaros por darle una segunda vida a las baterías de los vehículos y a fundar la empresa? BeePlanet es el proyecto común de tres ingenieros que entendimos que era necesario afrontar el reto de la sostenibilidad en el transporte desde una perspectiva diferente: el fin de vida de las baterías. Nuestra experiencia compartida en tres sectores diversos ─la movilidad eléctrica, la automoción y la logística─ nos hizo conscientes de la electrificación inminente del transporte y de la sociedad, y por ello decidimos apostar por la creación de este proyecto. Detectamos esta necesidad al constatar que el fin de la vida útil de las baterías es hoy uno de los grandes retos de la movilidad eléctrica. Nosotros queremos mejorar el business case del coche eléctrico revalorizando lo que antes era un residuo, enfocándolo, así, como una oportunidad de negocio rentable. ¿Cuál es la vida media de una batería en un vehículo? La vida media de una batería en un vehículo depende en gran medida de las condiciones en que se haya usado: número de ciclos que se le realiza y su profundidad, rango de temperaturas en las que opere, etc. Teniendo en cuenta estos factores, los fabricantes estiman que la vida media de una batería en el vehículo será de al menos siete años, o de 150.000 km. ¿Cuánto dura  y cómo es su segunda vida? La duración de una batería en su segunda vida oscila entre los 5 y los 10 años, según las condiciones en que opere y en las que ya haya funcionado anteriormente. Las baterías sufren un deterioro por edad, pero principalmente por ciclado, por lo que su duración depende también del número de ciclos y su profundidad. La segunda vida de una batería no es más que partir del 80% de vida útil y llegar a un 50% de ese 20% restante antes de reciclarla. Actualmente estamos desarrollando la tecnología necesaria para conseguir aprovechar su energía al máximo. Habéis desarrollado pequeñas baterías de uso doméstico de 4,5 kw/h. ¿Qué aplicaciones tienen estas baterías? Una batería de 4,5 kWh puede almacenar la energía necesaria para cubrir los picos de demanda de una vivienda unifamiliar provista de paneles fotovoltaicos, por ejemplo. El siguiente paso será desarrollar una solución modular que permita un almacenamiento de mayor tamaño (desde 30 kWh a 1 MWh) para aplicaciones industriales o incluso para plantas de generación renovable. ¿Pensáis que la demanda del mercado para la reutilización de las baterías puede aumentar en los próximos años? El mercado de la reutilización de baterías va a aumentar de manera exponencial de igual forma que el de la movilidad eléctrica, pero con unos cinco años de desfase. Esperamos una gran subida en volumen a partir del año 2023.¿Qué beneficios tiene para el medioambiente la reutilización de las baterías? La reutilización en una primera instancia y el reciclado posterior de los residuos no aprovechables para su extracción de las materias primas son fundamentos de la economía circular. El modelo económico que ha imperado hasta nuestros días, basado en un proceso lineal de extracción, uso y desecho no es sostenible medioambientalmente. Una extracción cada vez mayor de recursos materiales, ─y en el caso concreto de los productos energéticos, con una eficiencia cada vez menor─, no es tampoco eficaz. Este modelo se basa en un crecimiento ilimitado a partir de unos recursos limitados, lo que no es viable a medio plazo. ¿Qué es la economía circular y cómo y por qué es favorable para vuestra empresa? La economía circular tiene como objetivo la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía. Esto se puede conseguir de maneras diferentes: con desarrollos más duraderos, un mejor mantenimiento o con un diseño inicial del producto que prevea una segunda vida. La Unión Europea, a través de sus grupos de trabajo o a través de la Alianza Europea de Baterías, ha definido como uno de los ejes vertebradores de sus políticas la economía circular. La eficiencia, reducción de desechos y reutilización de los mismos, alargando su vida útil ─y con ello su rentabilidad─, son conceptos que van a aplicarse en muchos ámbitos de la industria europea. Nosotros hemos querido adelantarnos previendo el problema que va a surgir con las baterías de los vehículos eléctricos, pero es una situación que será extensiva a otros sectores de igual manera. ¿Qué importancia pensáis que tiene la sostenibilidad en el mundo empresarial actualmente? Hoy en día no se puede regentar un negocio que no tenga en cuenta entre sus prioridades la sostenibilidad. Ya no es sólo un tema de conciencia ecológica sino económica. Desde el poder político se ha trazado una estrategia para descarbonizar progresivamente la economía y optimizar el uso de recursos. Todos aquellos modelos de negocio que no se adapten van a ver mermada su rentabilidad debido a posibles penalizaciones e impuestos. Además, la población está cada vez más concienciada con la sostenibilidad y demanda soluciones y productos en esta línea, haciendo virar incluso los modelos de negocio en su conjunto ¿Qué consejo le darías a un joven que quiera emprender un negocio relacionado con las energías renovables y la economía circular? Mi consejo sería que se lance a por ello, porque realmente este mercado va a tener un crecimiento exponencial y hacen falta muchas más iniciativas como la nuestra. El reto medioambiental y de escasez de recursos que afrontamos como civilización es de una dimensión no conocida hasta ahora. Es primordial que cada vez haya más empresas que se sumen a esta carrera por la sostenibilidad y la economía circular. Independientemente de quienes sean los ganadores de esta carrera, lo verdaderamente importante es que la transformación de la economía suceda lo más rápidamente posible. ¿Qué ha significado para BeePlanet ser uno de los ganadores de los Premios EmprendedorXXI? Recibir el premio EmprendedorXXI fue inicialmente una gran ilusión para todo el equipo, porque es el reconocimiento al trabajo colectivo que hemos desarrollado en BeePlanet desde su fundación. Trascurridos unos días, y tras la difusión de este en diversos medios y redes sociales, fue cuando realmente constatamos la gran repercusión del galardón y el prestigio que otorga a los proyectos premiados. El reconocimiento que hemos conseguido gracias al premio EmprendedorXXI nos ha permitido generar una disposición muy favorable para colaborar con otros agentes e inversores.

CORPORATIVO
29 Abril, 2019

La econofísica aporta nuevas perspectivas

¿Es la economía una ciencia? Los científicos más ortodoxos dirán que de ninguna manera, puesto que a la economía le falta capacidad de predecir y reproducibilidad. No obstante, vivimos tiempos híbridos, de cruce de disciplinas y teorías disruptoras supuestamente revolucionarias. Una de ellas es la combinación entre la economía y una de las ciencias más puras que existen, la física, que algunas voces ya están empezando a llamar econofísica. No es algo estrictamente nuevo: el que acuñó el término fue el profesor de física de la Universidad de Boston H. Eugene Stanley en una conferencia sobre física estadística que impartió en Calcuta (India) en 1995. Al año siguiente, ya incluyó la palabra en un artículo para la revista científica Physica A. Y su objetivo, que es intentar entender los fenómenos económicos desde el punto de vista de la física, podría aportar nuevas perspectivas. Según Ricardo Mansilla, autor del libro Una breve introducción a la econofísica, “esta nueva vertiente de investigación propone una mejor comprensión de los procesos económicos, basada en la descripción del comportamiento adaptativo de los agentes económicos frente a situaciones cambiantes”. Un ejemplo para que se entienda: la economía no puede predecir el futuro al 100%. No obstante, la econofísica sería capaz de estudiar los mercados financieros siguiendo, por ejemplo, un modelo desarrollado originalmente para tratar muchas partículas que interactúan entre sí y que generan fenómenos como el magnetismo.   Esto es algo que resulta totalmente ajeno para un economista tradicional, pero para un físico es el pan de cada día. La apuesta de aquellos que defienden la econofísica es que tanto los fenómenos físicos como los económicos podrían poseer características universales, y que los sistemas complejos podrían estudiarse utilizando las herramientas con las que habitualmente cuenta la física. Además de los mercados financieros y de las redes económicas complejas, la econofísica se ha centrado de momento en estudiar las propiedades de la distribución de los ingresos y la toma de decisiones estratégicas. Pero los resultados aún no son concluyentes. No hay consenso entre los expertos y la econofísica no pasa de ser una teoría que todavía no ha sido totalmente comprobada. Sin embargo, el actual acceso a enormes cantidades de datos (el llamado big data) y la mayor necesidad de una gran capacidad de cálculo computacional podrían abrir nuevas posibilidades y dar nuevos sentidos a la econofísica. El tiempo lo dirá, pero quién sabe. También la ley de la gravedad de Newton empezó un día del siglo XVII siendo precisamente eso, una teoría.

CORPORATIVO
22 Marzo, 2019

Jeddah Tower, el próximo techo del mundo, tendrá un kilómetro de altura

El proyecto costará más de 2000 millones de dólares y debería estar terminado para 2021 Yeda es una ciudad de Arabia Saudí que acaba de estrenar su primer cine. Además, Yeda es conocida por su centro histórico Patrimonio de la Humanidad y por ser el punto de partida de miles de peregrinos que marchan hacia La Meca y Medina. Sin embargo, el acceso de los saudíes al séptimo arte o las caravanas de fieles no serán las principales noticias que leeremos sobre la histórica Yeda en los próximos tiempos. Se espera otra mucho más impactante: la inauguración de Jeddah Tower, también conocida como Kingdom Tower. Será el rascacielos más alto del mundo, con algo más de un kilómetro de altura. El problema es que no se sabe muy bien cuándo se podrá cortar la cinta que dé acceso a este coloso, capaz de hacer palidecer al mismísimo Burj Khalifa, un mastodonte de 829 metros de altura que hoy reina desde las alturas de la vecina Dubái.En un principio, la construcción de Jeddah Tower debería haber finalizado ya en 2018. Sin embargo, una caída en los ingresos procedentes del petróleo obligó a que en 2017 se anunciara que su fecha de entrega se demoraría a 2019. El caso es que, a día de hoy, no se espera su inauguración hasta 2021. La evolución de las obras es un misterio del que no se han tenido noticias oficiales desde febrero de 2018, cuando se habían levantado algo más de 60 plantas de las 169 previstas. En cualquier caso, todo lo que rodea a esta obra es impresionante. El edificio prevé albergar un hotel, oficinas, viviendas, centros comerciales y una terraza-observatorio situada a 644 metros sobre el suelo. Hay que tener en cuenta que el observatorio más elevado del Empire State Building se encuentra a 373 metros. Para dar servicio a todas las plantas, Jeddah Tower contará con 59 ascensores, que podrán alcanzar una velocidad de 36 km/h. Esto quiere decir que los visitantes podrán llegar a la terraza-observatorio, situada en las plantas 157 y 158, en poco más de un minuto. En total, sumará 439 apartamentos, 200 habitaciones de hotel y más de 2200 plazas de garaje. El desarrollo completo del complejo del que forma parte Jeddah Tower ocupará una superficie bruta de 8,1 millones de metros cuadrados. De ellos, unos 244 000 corresponderán a la torre. Construirlo costará unos 2000 millones de dólares.La construcción del edificio más alto del mundo forma parte de un nuevo concepto de ciudad que se está promoviendo en Yeda. Más allá de su consideración como punto caliente de peregrinaciones, la urbe aspira a convertirse en un foco económico más dentro del proyecto Saudi Vision 2030. Este plan del Gobierno de Arabia Saudí tiene como objetivo diversificar la economía del Estado y reducir su dependencia del petróleo. Dentro de esta estrategia, Yeda aspira a convertirse en un foco de poder económico global y posicionarse en la escena internacional de ciudades modernas, a imagen y semejanza de Dubái. La construcción de Jeddah Tower forma parte de la nueva Jeddah Economic City, la nueva ciudad financiera de Yeda, que planea ofrecer en un solo lugar todo lo que se pueda necesitar para alojarse, trabajar e incluso disfrutar del tiempo de ocio.Aunque de manera oficial Jeddah Tower será el edificio más alto del mundo, Dubái se resiste a ceder el trono que hoy ocupa con su Burj Khalifa. De hecho, actualmente su suelo alberga ya la construcción de otro coloso que podría amenazar el récord al que aspira Jeddah Tower. Dubai Creek Tower es un proyecto de Santiago Calatrava cuya envergadura final será una incógnita prácticamente hasta el día en que se finalicen sus obras. Un hito que se espera para 2021. Lo único que se sabe por el momento es que será más alto que el Burj Khalifa. Esto quiere decir que medirá, como mínimo, 829 metros. El por qué de tanto secretismo hay que buscarlo precisamente en la competición frenética de las ciudades por albergar el rascacielos más alto del planeta. Los promotores de Dubái Creek Tower no revelan la altura que alcanzará el edificio precisamente para evitar que otros se les adelanten en la carrera por erigir el techo del mundo. Por el momento, el arquitecto responsable de los edificios Burj Khalifa y Jeddah Tower, Adrian Smith, sitúa los límites técnicos en altura a la hora de construir una de estas moles en una milla (1,6 kilómetros). Por su parte, los económicos se encontrarían en torno a un kilómetro, que es lo que alcanzará su coloso en Yeda, siempre que su construcción se llegue a completar. De hecho, considera que el negocio realmente está en las torres pequeñas más que en las grandes, ya que estas últimas rara vez constituyen una inversión rentable por sí solas. ¿Quién ganará la competición por ser el rascacielos más alto del mundo? ¿Veremos alguna vez finalizada la imponente Jeddah Tower? El tiempo dirá si se verá o no este impresionante coloso con forma de aguja convertido en realidad. Para entretener la espera, los habitantes de Yeda podrán disfrutar de su recién estrenado cine e incluso soñar que, dentro de pocos años, un gigantesco mono se abrazará al vértice de Jeddah Tower, el rascacielos más alto del mundo.

INNOVACIÓN
27 Diciembre, 2018

Hitos de la economía mundial que abrieron portadas en 2018

Poco falta para que termine 2018. Un año en el que la economía mundial ha dejado grandes titulares, vinculados en gran medida a la actualidad política: guerras y acuerdos comerciales, criptomonedas, grandes bancos centrales… Todos ellos han sido protagonistas, en uno u otro momento, de las noticias que han ocupado a la prensa económica de todo el mundo. En una economía cada vez más conectada, las noticias que se producen en un determinado país pueden llegar a afectar al día a día de ciudadanos que viven al otro lado del mundo. Por eso resulta especialmente interesante echar un vistazo atrás y recordar algunos de los grandes titulares económicos que se han registrado a escala global durante el 2018Un año después de experimentar un meteórico despegue en su cotización, el bitcóin volvía a valores mínimos. Esta criptomoneda ha acaparado titulares a lo largo de prácticamente todo el año y no es para menos: a principios de 2017, su valor no alcanzaba los 1.000 dólares; en octubre, cada bitcóin valía ya 5.000 dólares y, finalmente, en diciembre de ese año, se pagaba a 20.000 dólares. Sin embargo, en 2018 llegó la resaca de la fiesta del bitcóin. Tras varios desvanecimientos a lo largo de los meses —en enero llegó a perder el 48% de su valor desde el máximo marcado el mes anterior—, en noviembre su cotización caía ya por debajo de los 5.000 dólares. Este comportamiento ha llevado a algunos analistas a comparar lo sucedido con el bitcóin con otras burbujas, como la de los tulipanes en los Países Bajos del siglo xvii o iniciada en el año 2000.A lo largo de este año, Estados Unidos se ha situado en el centro de conflictos económicos con otros grandes bloques mundiales, tales como la Unión Europea o China. En el caso europeo, la guerra de aranceles comenzó con la imposición estadounidense de estos gravámenes a las importaciones de acero y aluminio procedentes de la Unión Europea, México y Canadá. Esto provocó una escalada arancelaria entre Europa y Estados Unidos, que parece haber alcanzado a una tregua. Este mismo esquema se ha repetido con China, mediante el establecimiento de aranceles a exportaciones mutuas por valor de decenas de miles de millones de dólares. Aunque en este caso, no se vislumbra ninguna tregua.En ese nuevo contexto de conflicto comercial, los distintos bloques tratan de adaptar sus posiciones. Esto es precisamente lo que han hecho la Unión Europea y Japón, que el pasado mes de julio firmaban un acuerdo comercial calificado de «histórico» que marcaba distancias con la postura proteccionista de Estados Unidos.En efecto, el alcance de este tratado es muy ambicioso, ya que supone la liberalización del 91% de las importaciones japonesas procedentes de la Unión Europa en un primer momento, para llegar al 99% más adelante. Se estima un ahorro de unos 1.000 millones de euros anuales en derechos de aduana para los exportadores europeos. Aunque ambas partes empezaron a negociar este acuerdo en 2013, su firma no llegó hasta este mismo año y se estima que su entrada en vigor tendrá lugar a principios de 2019, tras su aprobación por parte del Parlamento Europeo y su ratificación por ambos bloques.Las perspectivas de crecimiento global han comenzado a moderarse en este 2018. Así ha ocurrido con las previsiones de crecimiento realizadas por el FMI, revisadas el pasado mes de octubre con dos décimas a la baja como resultado. También la OCDE ha constatado que la economía mundial ha alcanzado ya su periodo máximo de expansión y que ahora debe prepararse para «un aterrizaje suave». En concreto, este organismo indica que la cumbre del crecimiento económico global se estableció en 2018 con el 3,7% y que se reducirá en 2019 y 2020 hasta el 3,5%.La posibilidad de una salida abrupta del Reino Unido de la Unión Europea planeó durante buena parte del año sobre la economía. Se trataba de una situación con perspectivas sombrías que llegó incluso a movilizar a empresas automovilísticas con sede en Reino Unido para asegurar el suministro de piezas desde la UE, ante un posible cierre de fronteras. El transcurso de las negociaciones entre ambas partes hacía temer la posibilidad de un Brexit sin acuerdo. Un proceso desordenado que afectaría a países, industrias y miles de ciudadanos. En este contexto, no es de extrañar que el principio de acuerdo alcanzado en noviembre entre Londres y Bruselas se considere una de las noticias económicas más importantes de 2018. Aunque todavía resulta muy precipitado anticipar qué ocurrirá con el Brexit, este apretón de manos fue todo un alivio para muchos sectores, ya que supone el mantenimiento de la unión aduanera al menos durante dos años más. Un tiempo que debería ser suficiente para que administraciones, empresas y ciudadanos puedan prepararse para la salida.A mediados de 2018, el Banco Central Europeo estableció una nueva hoja de ruta respecto a su programa de compra de deuda, conocido como Qualitative Easing. En concreto, le puso fecha de caducidad: diciembre será el último mes en el que operará este programa. Además, mantendrá los tipos de interés al 0%, al menos hasta el verano de 2019. Este anuncio simbolizaba el principio del fin de los estímulos extraordinarios que el BCE adoptó para ayudar a las economías comunitarias en marzo de 2015, en plena crisis económica. Desde entonces, ha inyectado más de 2,5 billones de euros en la economía de la eurozona. Mientras, la Reserva Federal de los Estados Unidos, que es el equivalente al BCE en el país norteamericano, continúa apostando por la subida de los tipos de interés, que en el mes de septiembre llegaron a situarse en niveles similares a los de 2008. Un registro que la Reserva Federal decidió mantener en su última reunión del mes de noviembre, pero que seguramente aumentará en próximos encuentros.

CORPORATIVO
18 Diciembre, 2018

Consejos sobre la ciberseguridad en #FinanzasXaFollowers

La banca electrónica, también conocida como banca online, e-banking o banca virtual, consiste en la posibilidad de consultar y hacer operaciones bancarias a través de Internet. Cuenta con grandes y conocidas ventajas: se puede acceder al banco 24 horas al día, 7 días a la semana y supone un gran ahorro de tiempo y dinero, tanto para los clientes como para los bancos. A priori, también puede presentar algunas dudas, como la posible sensación de inseguridad, que podría llevar a una cierta desconfianza hacia la banca online. Para evitar esas sensaciones, el tercer capítulo de “Finanzas para followers”, el programa de Caixabank para impulsar la educación financiera, aborda precisamente el tema de la ciberseguridad. Tras los dos primeros vídeos de la serie, que se centraban en los conceptos de presupuesto familiar e inversión, los presentadores Javier Muñiz y Rosa del Blanco cuentan ahora con la participación de la cantante Marina Jade para darnos algunos consejos para operar por Internet de forma segura.Con la ayuda de unos patitos de goma, los presentadores nos explican de forma muy gráfica qué es el phishing, una técnica fraudulenta que consiste en “suplantar la identidad de nuestro banco y robarnos usando nuestros datos”, explica Rosa del Blanco. La palabra es un neologismo que en inglés suena igual que fishing (salir a pescar), nos cuenta Javier Muñiz, porque la práctica más habitual es imitar la web del banco, enviarnos un correo electrónico en su nombre pidiendo nuestros datos y, sencillamente, esperar a que alguien muerda el anzuelo. Ante ello, hay que prevenir y aplicar ciertas normas para protegernos. Finanzas para followers nos ofrece cuatro grandes consejos: No des tus datos a desconocidos. Si no lo hacemos por la calle, en el mundo real, tampoco tenemos por qué ir entregando nuestros datos en el mundo virtual. Mantén actualizada tu app bancaria. Cuanto más actual sea la versión de la aplicación que usas en tu teléfono móvil, más segura será. Y si te conectas a tu banco desde el ordenador, utiliza siempre un antivirus. Usa claves complejas y no habituales. Siempre es mejor usar contraseñas que combinen mayúsculas y minúsculas, letras y números, y caracteres especiales. Nunca utilices claves fáciles de adivinar, como tu cumpleaños, tu número de DNI o 123456. Tu banco nunca te pedirá tus datos. Así que si recibes una llamada o un correo electrónico que te solicite tus datos, no los des, no contestes y no hagas clic en ningún enlace. En efecto, cuando nos conectemos desde nuestro ordenador, siempre será mejor escribir nosotros mismos la dirección de nuestro banco en el navegador, sin clicar en enlaces. Y también deberemos fijarnos en que la dirección sea una URL segura, que empiece por “https”, como por ejemplo https://www.caixabank.es/index_es.html. Finalmente, cuando acabemos de realizar nuestras operaciones, es preciso cerrar siempre la sesión. Si seguimos estos consejos, operar con la banca online será igual de seguro que acudir al banco en persona. “Finanzas para followers” regresará muy pronto con una nueva entrega, y recuerda seguir el hashtag #FinanzasXaFollowers, y el perfil de CaixaBank en Twitter, @caixabank, para estar informado.

CORPORATIVO
22 Octubre, 2018

Banksy y el valor económico del arte

El pasado 5 de octubre, una obra del artista Banksy se vendió por 1,2 millones de euros, cuatro veces más de lo que se había estimado inicialmente, en una subasta que tuvo lugar en el prestigioso Sotheby’s londinense. Pocos instantes después, la obra, una copia sobre lienzo de uno de los dibujos callejeros más conocidos de Banksy, Girl with balloon (Niña con globo), se autodestruyó ante la sorpresa mayúscula de todos los asistentes. Al día siguiente, Banksy subió el vídeo del momento a su cuenta de Instagram, añadiendo una cita atribuida a Pablo Picasso: “el impulso de destruir también es un impulso creativo”. Como en todo lo que hace este artista británico del que se desconoce la identidad, son más las preguntas que las respuestas. ¿Estaba Banksy presente en la casa de subastas? ¿Quién activó el mecanismo de autodestrucción de la obra, y cómo pudo disponerse este mecanismo en la sala? ¿Sotheby’s conocía lo que iba a suceder? Y sobre todo, ¿cuáles eran las intenciones de Banksy al destruir su obra?Si lo que se deseaba era que el acto de destrucción fuese una obra de arte en sí misma, una especie de happening, Banksy ha triunfado. El vídeo ya ha superado los 13 millones de reproducciones en su Instagram, y todas las televisiones y medios de comunicación han recogido el momento. Además, la compradora accedió a exponer temporalmente la obra, ahora rebautizada como Love is in the bin (El amor está en el cubo de la basura), con decenas de curiosos que contemplaban la obra y se hacían selfies con ella. El espectáculo continuaba. Sin embargo, si la intención era denunciar la comercialización y los precios desorbitados del mundo del arte, el fracaso ha sido patente: la nueva obra ha doblado el precio de la original, superando los 2 millones de dólares. “No se ha destruido una obra de arte, se ha creado una nueva, que vale el doble que la original. Se trata del primer trabajo artístico de la historia desarrollado en vivo y en directo en una subasta”, apuntaba Alex Branczik, director de Sotheby’s para Europa.Lo que ha pasado, según varios expertos, es que Banksy ha creado valor sin desearlo, pese a sí mismo. Romaric Godin ha escrito en Mediapart que “la tela, triturada solo en parte, vale más ahora (...) Su valor está reforzado por la reivindicación del artista y por los vídeos de la trituradora. La feliz propietaria de la tela puede ya hacer valer que posee, no solo la obra de Banksy, sino la prueba de su acto destructor. Y esta destrucción da precisamente más valor a la obra”. Algunos expertos y periodistas incluso han pronosticado que gracias a este experimento, Banksy podría escribir una tesis económica sobre el valor monetario del sector artístico. Este hito ha sido una contribución del artista al estudio empírico del valor del arte, ya que ha demostrado que gracias a un gran ingenio y creatividad, una buena expectación y viralización de un suceso y una notoria repecusión a nivel económico y social, el precio de una pieza puede variar enormemente en cuestión de minutos. Tal vez lo que ha sucedido, modificando la cita de Picasso, es que “el impulso de destruir o modificar, también es un impulso económico”.

CORPORATIVO
08 Octubre, 2018

La integración del cambio climático en el análisis económico logra el Nobel de Economía

William Nordhaus y Paul Romer han sido galardonados con el Premio de Ciencias Económicas del Banco de Suecia en memoria de Alfred Nobel, conocido popularmente como Nobel de Economía. Los académicos destacan la contribución de William Nordhaus a la integración del cambio climático al análisis económico, mientras que en el caso de Paul Romer se ha subrayado su papel en la integración de las innovaciones tecnológicas en el análisis de la economía. Nordhaus comenzó a dar sus primeros pasos en la investigación del impacto económico del cambio climático en 1975, un momento en el que apenas se atisbaba el verdadero problema al que se enfrenta el mundo. Es el padre de la economía del clima, y ha abogado por gravar con impuestos la emisión de dióxido de carbono a la atmósfera. El Nobel de Economía no forma parte del legado de Alfred Nobel, ya que fue establecido en 1968 por el Riksbanken, el banco central sueco, coincidiendo con el 300 aniversario de la entidad y fue concedido por primera vez en 1969, cuando distinguió al noruego Ragnar Frisch y al holandés Jan Tinbergen.El economista nacido en Elda (Alicante) Manuel Arellano estaba en todas las quinielas para hacerse con el Premio Nobel de Economía. Lo hubiese hecho junto a su colega Stephen Bond de la Universidad de Oxford, que también aparecía entre los aspirantes, según Clarivate Analytics. Arellano, profesor del CEMFI (Centro de Estudios Monetarios y Financieros), publicó en 1991 el artículo "Some Tests of Specification for Panel Data: Monte Carlo Evidence and an Application to Employment Equations", junto a Bond, en Review of Economic Studies. El CEMFI afirmaba en un reciente comunicado que “el estimador Arellano-Bond se ha convertido en una herramienta estándar en la econometría aplicada. Este método fue desarrollado en colaboración con Stephen Bond de la Universidad de Oxford, quien también ha sido elegido este año como potencial ganador del Premio Nobel. El artículo que presentó este método ha recibido más de 24.000 citas en Google Académico, lo que lo convierte en uno de los artículos en economía más citados de todos los tiempos”, concluía. Existen muchos más economistas destacados que han sido reconocidos por este premio y que han dejado huella en su sector. Descubre nuestra serie de artículos sobre economistas con Nobel.

CORPORATIVO
25 Septiembre, 2018

El New Deal, o cómo Roosevelt combatió la Gran Depresión con una receta intervencionista

El 24 de octubre de 1929 se produjo en Estados Unidos la mayor crisis bursátil de la historia hasta la fecha: el famoso crac del 29, que tras el “viernes negro” se prolongó durante el lunes y el martes negros, durante toda la semana, y durante bastantes años. En menos de siete días, la cotización de Wall Street cayó 30.000 millones de dólares, diez veces el presupuesto público de Estados Unidos. Y, en 1932, la producción era un 40% inferior a la de cuatro años antes. Era la Gran Depresión.   La verdadera reacción no llegó hasta 1933, cuando el nuevo presidente demócrata Franklin D. Roosevelt invirtió las políticas que se habían realizado hasta entonces. Tras unas medidas proteccionistas que no hicieron más que ahondar la crisis, Roosevelt decidió, inspirado por las ideas del economista John M. Keynes, hacer exactamente lo contrario: una intervención masiva del Estado regulando la economía para favorecer las inversiones, el crédito y el consumo, con los objetivos de reducir el desempleo y reactivar la economía. Fue lo que se conoció como el New Deal.El 4 de marzo de 1933, en el discurso en Washington que inauguró su mandato, Roosevelt pronunció la famosa frase “lo único a lo que hemos de temer es al miedo en sí mismo”, y prometió afrontar las “sombrías realidades del momento”. Al día siguiente, ordenó cerrar los bancos durante cuatro días para evitar que la población retirara sus ahorros, y el día 9 de marzo se aprobó la Ley de emergencia bancaria, que reorganizó el sector y cerró definitivamente los bancos que eran insolventes.   A continuación, inició los trámites para derogar la prohibición de vender alcohol —en pocos meses, la Ley seca sería historia—, y a lo largo del año impulsó una nueva serie de leyes para reactivar todos los sectores de la economía.A pesar de estos esfuerzos, la economía seguía en situación delicada, y el desempleo se mantenía elevado, por lo que, durante la primavera de 1935, Roosevelt lanzó una nueva serie de medidas más agresivas, que algunos llaman el segundo New Deal, y que incluían la creación del programa Works Progress Administration, para crear nuevos puestos de trabajo, y la Social Security Act, para garantizar ayudas y pensiones públicas. Tras asegurar que lucharía contra los que se aprovechaban de la depresión, a finales de 1936 fue reelegido presidente, y venció de manera arrolladora al candidato republicano.   No obstante, el segundo mandato de Franklin D. Roosevelt se caracterizó por sus frecuentes tensiones con el Tribunal Supremo, de mayoría conservadora, y por las consiguientes dificultades del presidente para iniciar nuevos programas. No fue hasta 1939, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, y sobre todo hasta 1941, cuando Estados Unidos entró en el conflicto, que el esfuerzo bélico estimuló de verdad la industria estadounidense, y acabó definitivamente con la Gran Depresión.   Al no haber entonces limitación de mandatos, Roosevelt volvió a vencer en las elecciones de 1940 y 1944, y murió en el cargo en 1945, pocos meses antes de concluir la guerra. Cuestionado por algunos pero admirado por otros, muchas de las medidas de su New Deal, como la Seguridad Social o los subsidios públicos, siguen existiendo hoy en día en Estados Unidos.

CORPORATIVO
03 Septiembre, 2018

¡Cómo hemos cambiado! Nuevas tendencias para la vuelta al cole

El verano llega a su fin y los más pequeños y los adolescentes vuelven al colegio. Es la época de la vuelta al cole, el periodo de preparación en el que se adquiere y se organiza todo el material escolar necesario para empezar el curso con buen pie. Esta vuelta al cole será muy diferente a la de años atrás, y es que no hace falta remontarse a épocas muy lejanas para ser consciente de cómo ha cambiado. Un ejemplo sencillo: más de uno se acordará cuando salía a escribir en la pizarra con tiza o cuando la mano se resentía tras un largo examen. Estas prácticas que formaban parte del día a día en clase están dejando de serlo. Todos los sectores se ven sometidos a una constante evolución, incluido el de la educación. Por esa razón, es inevitable encontrarse con nuevos escenarios educativos influidos por las nuevas tecnologías y que, por consiguiente, también afectan a la cesta de la compra para la vuelta al cole.El uso de las tecnologías en el contexto académico no es algo nuevo. Hace muchos años que se utilizan artículos como procesadores de texto, calculadoras u ordenadores para realizar tareas puntuales. Sin embargo, la aparición de Internet y las tecnologías móviles han generado un cambio significativo. Según un estudio del Ministerio de Educación y Formación Profesional, en el curso 2016-2017 los colegios españoles disponían de un ordenador por cada tres alumnos. Además, apuntó que los dispositivos portátiles representaban casi la mitad de los equipos disponibles, con un 48,5% del total. Es importante destacar que no solo el ordenador ha tomado relevancia. La tecnología digital también ha incorporado otros dispositivos novedosos como las pizarras interactivas o las aulas virtuales, con la finalidad de hacer más cómoda y llevadera la experiencia educativa. La digitalización también ha llegado a los libros de texto y, de hecho, cada vez hay más escuelas e institutos que apuestan por el formato digital. Esto también afecta a los bolsillos de las familias, ya que el uso de este tipo de soporte permite ahorrar la mitad en la compra de libros. De hecho, los expertos del II Congreso del Libro Electrónico apuntan que el libro electrónico puede llegar a suponer un ahorro de hasta un 90%, un dato importante si tenemos en cuenta que, según la OCU, los precios de los libros de enseñanza obligatoria en 2018 han subido más de un 4%. En total, la organización calcula que cada estudiante gastará de media 200 euros en libros de texto.Si hace unos años la práctica más habitual para adquirir el material escolar era en la tienda física, ahora el comercio electrónico está ganando terreno. La cesta de la compra física se digitaliza con la vuelta al cole. Los datos hablan por sí solos: según un estudio de Amazon, el 57,4% de los padres compra los libros de texto de sus hijos a través de internet. Por otra parte, el 42,6% de los encuestados consideran que el ahorro es el principal atractivo para comprar en línea, y no es para menos, ya que cada vez son más las empresas que aplican descuentos adicionales con motivo de la vuelta al cole. Economía colaborativa Uno de los modelos de consumo que ha traído consigo el auge tecnológico ha sido la economía colaborativa, que consiste en prestar, alquilar, comprar o vender productos en función de las necesidades específicas sin que el dinero sea el único valor de cambio válido para las transacciones. ¿Cuántas veces hemos acumulado artículos escolares que se han quedado obsoletos y no hemos sabido qué hacer con ellos? En los últimos años, los padres han visto en la economía colaborativa una buena oportunidad para dar solución a este problema y dar una nueva vida a los materiales escolares que ya no utilizamos. Este tipo de economía permite, por una parte, vender productos que ya no se utilizan y, por la otra, adquirir productos escolares a precios más baratos. Por esa razón, cada vez son más los que se unen a esta tendencia cuando se acerca la vuelta al cole. Más allá de las aplicaciones de segunda mano ya conocidas, como, por ejemplo, Wallapop, existen plataformas específicas como Donaz o Bolsa de Libros que permiten intercambiar libros a precios rebajados mediante un sistema de trueque. Según un estudio realizado por Digilant, el 40% de los padres empiezan a comprar en julio frente a un 23% que prefiere esperar al último momento. Si perteneces a este último grupo, todavía estás a tiempo de ahorrar con la vuelta al cole si sigues algunos prácticos consejos. Tampoco te olvides que CaixaBank te ofrece “Mi Hucha”, un servicio sin coste que te ayudará a ahorrar y a gestionar tu economía. ¡Que tengas una gran vuelta al cole!

CORPORATIVO