Hong Kong como puerta de entrada al mercado chino

22 Marzo, 2017

Hong Kong como puerta de entrada al mercado chino


Tras uno de los acontecimientos más importantes dentro del calendario político chino, la celebración del pleno anual de la Asamblea Nacional Popular, se puede afirmar que la economía del país no está pasando por su mejor momento. Entre otros asuntos, en la reunión se ha fijado un crecimiento económico para China del 6,5%, frente al 6,7% que se registró en 2016.

¿El motivo? Tal y como se describe en un artículo del Informe Mensual de diciembre de CaixaBank Research, China está viviendo un cambio del modelo productivo sin precedentes: “El gigante asiático está llevando a cabo un profundo cambio de su modelo productivo, alejándose del patrón inversor-exportador y fomentando el consumo de los hogares y el sector servicios”.

Sin duda, China está pasando por una desaceleración económica que se ve reflejada en uno de sus enclaves más estratégicos: Hong Kong. La estabilidad financiera de la isla podría verse afectada si, a esta desaceleración de la economía china, le sumamos la pérdida de la competitividad de las exportaciones causada por la apreciación del dólar de la región y el débil dinamismo de los mercados globales.

La economía de esta región, además, es muy dependiente del comercio y las finanzas internacionales, pues se basa principalmente en el comercio y la bolsa de valores, una de las más activas de Asia.

Sin embargo, con un producto interior bruto (PIB) per cápita cerca de los 39.000 euros en 2015, Hong Kong se posiciona actualmente como centro financiero estratégico y la región con menos deuda del mundo respecto a su PIB. Es decir, sus habitantes son los menos endeudados del mundo.

Nueva oficina de representación de CaixaBank

Como ocurre año tras año, Hong Kong se ha vuelto a posicionar como la economía más libre del mundo, según el Índice de Libertad Económica que elabora la Heritage Foundation. Este hecho, junto con que Hong Kong es, según Doing Business, el cuarto país del mundo de 190 en facilidades para hacer negocios, conforman dos de los grandes motivos por los que CaixaBank ha decidido abrir oficina de representación en la región.

Otro de los motivos principales es el fuerte lazo económico y comercial que el territorio ha mantenido con nuestro país: en 2015, 8.000 empresas españolas exportaron a la región y alrededor de 13.500 empresas españolas importaron productos desde Hong Kong. Los sectores más frecuentes son los de la moda, la alimentación, la electrónica y la construcción (materiales, equipamientos o mobiliarios).

La región goza, además, de un sistema bancario sólido con niveles estables de liquidez, rentabilidad y capitalización y está considerada la puerta de entrada hacia el mercado chino continental.

La apuesta de CaixaBank por esta región también se debe a la alianza estratégica que mantiene la entidad con The Bank of East Asia, banco en el que tenía una participación del 17,24%, traspasada a CriteriaCaixa. Además, CaixaBank opera en la zona a través de una joint venture de financiación de automóviles, participada por CaixaBank Consumer Finance, Credit Gain y Brilliance, un fabricante chino de automóviles.

Aunque CaixaBank ya contaba con dos oficinas de representación en China, una en Pekín (desde 2006) y la otra en Shanghái (desde 2009), con esta nueva pretende ofrecer asesoramiento y apoyo a empresas españolas con actividad en la zona y a empresas ubicadas en Hong Kong con proyectos en España, además de prestar apoyo en actividades de comercio exterior, inversiones y proyectos de implantación.

¿Te ha parecido interesante el post? Descubre análisis económicos de otros países en nuestro blog. Si prefieres profundizar en más aspectos de la economía española y mundial, visita @CABK_Research.

http://circadian-rhythms.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *