29 Octubre, 2012

Estados Unidos: el liderazgo necesario


Cinco años después de que se desatara la Gran Recesión, la economía mundial no ha recobrado el ritmo de avance registrado en años anteriores. La recuperación presenta fragilidades evidentes y es más lenta que en otros episodios de crisis. Pero algo no ha cambiado: el papel decisivo de Estados Unidos en el concierto económico mundial.

Pese al auge extraordinario de los países emergentes, no cabe duda de que el país americano sigue siendo la primera locomotora y que sin su empuje no es posible cerrar el episodio de la crisis. Por esto son importantes, tanto el resultado de las elecciones presidenciales que se celebrarán en noviembre como la actuación decisiva de la Reserva Federal.

Con el problema del déficit encima de la mesa, el actual presidente opta por subir impuestos. El candidato, por reducir el gasto. Dos modelos distintos de una política fiscal que afecta a cuestiones tales como el tamaño de la administración pública, la composición del gasto o el mix de impuestos a aplicar.

Informe Octubre 2012

Vista la imposibilidad de reducir más los tipos de interés, la Reserva Federal acentúa la utilización de una política monetaria con instrumentos no convencionales, entre las que destacan los programas de compra de activos. Estas acciones procuran relajar las condiciones financieras para estimular la demanda, y con ello, el crecimiento económico y el empleo.

Pero la cuestión es hasta qué punto las actuales políticas monetaria y fiscal, y las nuevas propuestas acabarán por estimular la economía. Si bien el camino recorrido hasta ahora probablemente ha evitado una recaída de la actividad, la primera economía mundial necesita cambios decisivos que estimulen un repunte sostenido.

Puedes descargar el informe mensual entero. Núm. 361 (pdf, 3,3MB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *